El señor G.

Para el señor T.


No siempre puedes estar  atento a lo que hace. No puedes pasarte horas viendo su andar. No puedes molestarlo con tus inquietudes. Solo lo tienes que dejar andar. Tan peludo y sagaz, tan ágil y tan real, tan certero y tan magistral. Una creación divina de admirar. Los secretos lo rodean, la traición es su perdición. Es solitario, en la noche siempre lo veras. Y si  te cruza con él por el camino, tal vez suerte te pueda dar. Pero si piensas mal no trates de soñar, quizás para mañana ya no lo veas más. Ten cuidado con lo que deseas porque si logras tenerlo, el precio a pagar puede ser fatal. Tan solo un gato. Que más te podría pasar?










Comentarios

  1. Un poco enigmatico tu texto. Y también muy creativo.
    Te felicito, brujita gótica.

    ResponderEliminar
  2. Judith, has hilvanado un relato agradable, tipo adivinanza
    saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta si quieres !

Entradas populares de este blog

Este jueves ....¿¿ un relato o entrevista ??

Este jueves ... un relato: Fanfictions, El Demiurgo, Mara Laira, etc.