Este jueves ...... un convento.

Visita al convento.

Por primera ves, nuestra amiga Rhodea Blason es la nueva anfitriona de este jueves, con una propuesta muy interesante, que da para crear historias de todo tipo.

Veamos lo que se me ocurrió a mi ..........




Sor Piedad.


Respuestas, siempre e querido respuestas. Nunca entendí porque mi hermana se suicido de esa manera. Era feliz, o eso tal vez era lo que nos hacia creer. Se fue muy joven, nuestros padres la apoyaron de inmediato cuando decidió a los 14 años tomar los hábitos, quería ser monja, encomendarse al Señor y obrar de buena fe, ayudando al prójimo. Yo con tan solo 9 años no entendía muy bien de esas cosas, me parecía bonito aunque algo aburrido, mis padres eran católicos y nos inculcaron la religión desde muy temprana edad. A mi nunca me intereso.

Con tan solo 18 años recién cumplidos mi hermana se suicido en extrañas circunstancias, no nos dejaron ver el cuerpo, decían en todo momento que estaba muy descompuesto y con muchos cortes, había perdido mucha sangre, no la pude despedir.

Ahora ya tengo 18 años, la misma edad en la que mi hermana partió, estoy estudiando periodismo, me gusta la información, estar al tanto de todo, saber lo que sucede, los motivos, los detalles, toda la información detallada me interesa, por eso voy a investigar la muerte de mi hermana.

El convento, su hogar, donde todo comienza y en donde todo termina. Necesito hablar con alguien y la autoridad máxima es Sor Piedad. Que mujer tan hermosa, pese a su edad es muy jovial y en todo momento quiere colaborar, eso me gusta, responde a mis preguntas. Me deja ver el cuarto que le perteneció a mi hermana, en donde se suicido, ahora hay otra joven dedicando sus días al Señor.

Todo se ve bien y en orden pese a algo. Todo siempre esta a oscuras, con poca luz, las jóvenes esconden sus rostros, hablan bajo, se apartan a mi paso, ellas no quieren hablar conmigo, Sor Piedad dice que es la abstinencia, necesitan estar en soledad, con sus propios pensamientos y orar al Señor para poder volcarse al prójimo al 100%, algo extraño en mi opinión que no sabia que eran tan estrictas.

Sor Piedad ya no se ve tan dispuesta a colaborar, no le gustan mis preguntas, su rostro ya no se ve tan hermoso, al contrario, se ve mas oscuro y siniestro, hay algo escondido y se encuentra en este lugar sagrado. Tengo que descubrirlo.

Pero no me da el tiempo.

Las hermanas me agarran y me llevan a una habitacion mas oscura y aterradora, hay una camilla, me suben a ella y me atan, me pinchan con una jeringa, ya me queda poco tiempo de lucidez, me estoy durmiendo, no voy a salir viva de aqui, las puedo ver.
Se aprontan, lo van hacer.

Comienzan a cortarme.

Me están comiendo viva.

Ya lo pude descubrir y no lo puedo contar.









Mas visitas al convento, en la casa de Rhodea Blason.








Comentarios

  1. Judith! al verte tan madrugadora esta semana sabía que alguna idea brillante se te había ocurrido :)
    El extraño caso de las monjas caníbales!! a mí no me gustan mucho ni las monjas ni los conventos pero después de leerte vade retro!! jajaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Qué horror!!!, tenías prisa por meternos el miedo en el cuerpo y lo has conseguido. Le has prestado muy bien la voz a la prota de tu historia, ya todos sabemos de las monjas devoradoras.

    ResponderEliminar
  3. No encuentro propicia esta temática, así que no prometo nada. Pero le encontraste una interesante vuelta. Me gustó. Tiene sentido que algo tan terrorifico pase en un lugar así, con esa clase de gente. Parece que las abstinencia no excluye el devorar a una investigadora.
    Me recuerda a un relato que escribí para Octubre en LDU. Parece que tenemos algunos aspectos en común.

    ResponderEliminar
  4. La ayuna es propia de los religiosos que quieren alcanzar la santidad, estas monjas tuyas van a ir directas a los infiernos.
    Muy bueno, has hecho bien en adelantarte tanto porque la inspiración hay que aprovecharla y la tuya ha sido genial.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡que convento terrorífico Judith! ¡quien lo hubiera imaginado! MUCHOS SALUDOS....

    ResponderEliminar
  6. Has sembrado el terror esta tarde de domingo. No se si llegaré al lunes y menos si estaré el jueves para comentarte, siento que me están adormeciendo con una letanía, parecen rezos y aun no es noche...
    Bueno.... mejor me voy de paseo por la rambla a disfrutar del calorcito que esta noche seguro no duermo!!!!!

    BESOS DE TERROR

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena Judith. Me ha gustado el relato y mucho más el final. Magnífico

    ResponderEliminar
  8. ReeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeDIÓSSSSSSSSSSSS....

    ....menudo convento, jajajajaja

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Qué horror!!!! Qué historia tan truculenta por Dios...Y la foto que has puesto es horrible!!! Buen relato.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Un convento caníbal, nuevo bajo el sol.
    ¿O no? ...
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Y es que el ayuno crea desvaríos, pobrecillas hambrientas, se comprende su apetito, todo puede pasar en un convento, al parecer.
    Aquello de "para lo que me queda en el convento...me c...dentro" mejor, me la cocino en pepitoria a la fisgona.
    Divertidamente horripilante, un beso.

    ResponderEliminar
  12. Super divertido, me gusta el vuelco que le has dado a un tema tan clásico. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Madre mía que miedo. A ese convento no me iría de retiro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Santo Cielo: que horrible escena!!! has logrado ponerme los pelos de punta.
    TE envio un fuerte abrazo, a pasar de todo.

    ResponderEliminar
  15. Demasiado encierro! Tal vez un poquito más de luz y aire... jajaja! Pues, a veces en esos lugares se cocinan asuntos macabros, aunque en este caso parece que se la comieron cruda. Una historia muy bien contada, con esa cuota de terror que te caracteriza. Muy buen relato Judith!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  16. Todo iba bien hasta ese terrible y siniestro final. Ya olía yo que algo raro pasaba, aunque tampoco me imaginaba algo así... Muy buen relato, Judith. Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Muy bien, Judith, tu relato da para un guión de cine.
    Atte.
    Ramfel Sierra

    ResponderEliminar
  18. Madre mía con las "pobres monjitas" que miedo me han dado, cuando vuelva a cruzarme con una por la calle, ya no podré volver a mirarla igual. Muy bueno tu relato. Besote.

    ResponderEliminar
  19. ajjjjjjjjj...monjas caníbales! =(...qué espantoso! jejeje
    En cierto punto, nuestros relatos se tocan, pero el tuyo, como era de suponer, por el que suele ser tu estilo, resulta quizás mucho más truculento que el mío, jajaja Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. A estas monjas se le fue la "pinza" jajaja.
    Muy buena trama Judith, pero se buena, di la dirección de este convento para no visitarlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Guau!! no me imaginaba un final tan macabro. Yo prefiero las monjitas que hacen dulces para Navidad ajajajja.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Tenebroso y para echar a correr... pero no te dejan.
    Un convento de entrar y no salir, al menos por tu propio pie.
    Sorprendente relato, que supera las expectativas.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. ¡No quiero imaginar los dulces que hacen las monjitas en este aterrador, oscuro y tétrico lugar! A veces la verdad es peligrosa. He visto crecer a tu protagonista, marcada por la perdida... Y verla sucumbir en la misma trampa que su hermana es terrible, aún más por lo macabro de su muerte.

    ResponderEliminar
  24. Pásate por mi blog y tendrás un premio que te recordará mi primera convocatoria. Muchas gracias por participar

    ResponderEliminar
  25. Y es que ya lo dice el refrán: No sólo de pan vive el hombre. Las monjas lo han seguido al pie de la letra. Hay muchas formas de canibalismo. Tú has utilizado en tu relato la más evidente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta si quieres !

Entradas populares de este blog

Este jueves ....¿¿ un relato o entrevista ??

Este jueves ... un relato: Fanfictions, El Demiurgo, Mara Laira, etc.