El Vigilante.

Con este relato participe en la pagina en facebook  Relatos e Historias de Terror de mi amiga bloguera Mente Imperfecta, que me invito por Halloween, los animo a visitarla, donde encontraran imágenes e historias aterradoras.


El Vigilante.

La nueva casa es muy grande, cómoda y acogedora. El pueblo más cercano está a 5 kilómetros, por lo tanto, estamos muy apartados de todo. Mi padre siempre quiso vivir en el campo, con los maizales y demás vegetales. Con el dinero de la venta del apartamento más lo que ganó de la venta de la compañía de Servicios de Limpieza, compro 10 hectáreas de terreno más la hermosa casona. Mama está feliz con su nueva vida, la ciudad la ponía histérica. Mi hermano menor está contento también, yo aún no estoy segura de lo que siento al respecto. Me gusta y no me gusta a la vez.
Es un lugar precioso en el día, la vegetación, las plantas, árboles y flores inundan el lugar haciéndolo mágico. Pero a la noche todo cambia. Se vuelve oscuro y nublado, es extraño, ni siquiera hay ruido, da miedo salir por la noche.
No encuentras muchas amistades jóvenes por aquí, solo espero que al comenzar el colegio todo mejore y pueda tener con quien charlar. Los días y las noches pasan, las vacaciones aún siguen y yo más aburrida que nunca.
Para pasar el tiempo se me ocurre recorrer los maizales, ver que todo esté bien. Mi hermano comienza a correr y quiere que lo atrape, nos ponemos a jugar para pasar el rato. No sé cuánto recorrí que de pronto me topé con él. Alto, muy grande, harapiento, muy sucio y oloroso, parecía muy viejo, me asusto pero luego de verlo mejor me tranquilice. Era un espantapájaros que cuidaba el maizal, como no serlo, aunque ahora que recordaba, desde mi ventana alcanzaba a verlo, solo que no le había prestado atención.
Llego la noche y con ello el cansancio de las correrías del día, mis padres a la cama y mi hermano a la suya, yo me apronto y también a mi cuarto. Se me dio por sentarme en la ventana cuando recordé al apestoso espantapájaros.
La noche como siempre estaba muy oscura, ni siquiera estrellas. Luego de un rato la luna apareció y lo pude ver de nuevo, aunque me pareció verlo más cerca, no supe precisar cuánto pero estaba segura de que estaba más cerca. Lo extraño era que podía ver sus ojos brillando en la noche, eso me erizo la piel, cerré la ventana y me acosté tratando de olvidar lo que había visto. Me quede dormida por un par de horas, luego un ruido en la ventana me despertó.
Una sombra adulta me espiaba, solo grite pero nadie vino a mi encuentro. La ventana se abrió, la cortina se corrió y pude verlo otra vez. Era él con sus ojos mirándome intensamente pero ahora eran rojos. Abrió su boca y un mar de gusanos salieron de allí dentro, solo pude gritar más y tirarle mi lámpara. Ni siquiera se inmuto, salte de la cama para abrir la puerta pero estaba trancada, solo podía gritar y golpear. Nadie me escuchaba, parecía estar sola con ese espantapájaros. De repente vi que en su mano tenía una oz, comenzó a romper todo lo que había en mi habitación, los gusanos se esparcían y un par de cuervos entraron por la ventana. No sabía que más hacer hasta que se acercó a donde estaba, en un rincón, agazapada llorando y temblando, implorando por mi vida. De repente se agacho y me dijo…… 

-Soy el que todo lo ve, todo lo sabe, todo lo escucha. Vengo desde las entrañas de la tierra misma para cuidar de estas tierras sagradas, donde tú y tu familia han irrumpido. Soy el vigilante que hará de tus días y noches una pesadilla sino la cuidas bien, no puedo morir porque ya estoy muerto, lo que me hagas o digas no me afectara. Tu sola enloquecerás y morirás. Solo cuida del maizal y tu vida continuara. Si algo afecta mi sueño tú y tu familia lo pagaran.

-¡No haremos nada que la afecte, lo prometo, por favor no nos haga daño!

 -Esto ha sido tan solo un aviso, recuerda que te estaré vigilando.

 -¡Cuidare de su tierra, se lo juro!

-Muy bien niña, mañana será un gran día para ti, ya lo sabrás.

El espantapájaros con su oz me propino un gran corte en mi pierna, esta comenzó a sangrar sin parar, solo lloraba y gritaba, cuando mis padres me despertaron.

 ¿Solo había sido un sueño, una pesadilla?, no podía ser, era tan real el dolor y la angustia, estaba segura de que lo había vivido, ¿Cómo podía ser? Solo pensaba en sus palabras, ¿Por qué hoy sería un gran día?, no entendía su significado.

 Hasta que lo comprendí.

 Ya pasaron tres años desde aquel sueño revelador, el espantapájaros tenía razón, aquel día fue el comienzo de una nueva etapa para mí, un nuevo renacer en mi monótona vida. Esa mañana un grupo de jóvenes llego en una camioneta, estaban aún borrachos, en una de las botellas de alcohol le pusieron una mecha y le prendieron fuego, golpeo en nuestra casa y esta se prendió fuego agarrando también el maizal. Los jóvenes reían y cuando se decidieron a huir él llego con su oz y los abrió a todos por completo, decapitándolos también y sacando sus órganos, mis padres asustados comenzaron a gritar cuando él vino y los mato a todos, solo yo quede viva. Me perdono la vida porque no había sido mi culpa. Como pude logre apagar el fuego, solo destrozo la casa y algo del maizal.

 Ya no vivo más allí, vivo con él, ahora yo también vigilo el maizal, clavada en este poste por toda la eternidad.




No olviden visitar la pagina en facebook de Relatos e Historias de Terror :









Comentarios

  1. Tarde o temprano, El Vigilante la va a pagar, cuando la chica descubra las ventajas de su nueva condición. Y las debilidades del Vigilante, que seguro tiene alguna.

    ResponderEliminar
  2. Me asustaste! Sobre todo, la imagen última de la chica, guardiana ahora de los maizales. Ya ni en un hombre de paja y trapo se puede confiar!
    (me trajiste a la mente una vieja película, que si mal no recuerdo, se llamaba El maizal, era de terror, pero hace tanto que solo tengo una vaga impresión.
    Besos!
    Linda semana (sin vigilante que se interponga)
    Gaby*

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta si quieres !

Entradas populares de este blog

Este jueves ....¿¿ un relato o entrevista ??

Este jueves ... un relato: Fanfictions, El Demiurgo, Mara Laira, etc.