Este jueves ........... Halloblogween !!!

HALLOBLOGWEEN 2013

Una propuesta de muerte !!

Teresa Cameselle vuelve  nuevamente con un clásico ya para estas fechas, el HALLOBLOGWEEN, donde compartiremos junto al Grupo Juevero, nuevas historias y relatos de terror.




El Doctor del Horror.


Mis comienzos fueron como cualquier joven, empezó de muy pequeño, ya que mi padre también es medico pero en la especialización de medicina general, por lo tanto tenia una variedad de pacientes con todo tipo de dolencias donde al ver sus grados de enfermedad, los derivaba a otro medico donde podría recetarle un mejor tratamiento. A veces el recetaba, si eran molestias pasajeras. Yo iba muchas veces luego del colegio a su consultorio, trabajaba en dos hospitales, uno publico y otro privado, yo iba al privado que era mas tranquilo, me gustaba mucho ese ambiente. Muchos doctores de esa época  aun son mis amigos, ya mayores obviamente pero que les tengo un gran aprecio y me han apoyado siempre en todo.

Al terminar el colegio, decidí estudiar en la Facultad de Medicina, me gusta la cirugía  todo lo que tenga que ver con el corazón y el cerebro, por lo tanto, cada especialidad me llevo mi buen tiempo dedicado al estudio. Noches y noches sin dormir, exámenes de un tema o de otro, practicas, pruebas, todo el día y la noche de intenso trabajo.

El recibirme con honores fue lo mejor que me pudo pasar, incluso supere a mi padre en las calificaciones, mi familia estaba eufórica de la alegría y yo mas todavia, mi sueño hecho realidad.

Los años fueron pasando, los pacientes iban y venían  todos los días eran iguales, unos un poco mejor, otros pésimos. Sin pareja, sin hijos, trabajando y aun estudiando. Nada interesante que me devuelva la alegría que sentía cuando me recibí.

Hasta que una noche lo pude ver con claridad, lo soñé  lo supe de inmediato  eran lo que necesitaba y tendría que empezar a llevarlo a cabo desde ya. No podía perder mas tiempo. La siguiente noche debía comenzar.

Primero fueron personas mayores, debiles, enfermas, sin familiares, pordioseros sin rumbo, vidas sin retorno. Me ayudaron mucho en mis comienzos, tuve, fracasos y victorias pero siempre necesitaba mas para seguir explorando y viendo hasta donde mas podría llegar.

Luego siguieron niños abandonados, sin nadie que los reclame, costaba un poco mas al ser cuerpos pequeños pero el resultado era medianamente optimo.

Luego vinieron pacientes sanos, la mejor calidad para el gran proyecto que por fin pude lograrlo. Pude llegar a la perfección por fin.




-¿Que fue lo que hice?

La sanación del cuerpo, la mente y sus órganos  algo que nadie a querido hacer por miedo a enfrentarse a una nueva era, a un nuevo comento.
El  abrir sus cuerpos estando despiertos pero paralizados, quitarles sus órganos y pasárselos a otro cuerpo en el mismo estado, corazones, riñones, intestinos, todo sirve y se recicla en un nuevo cuerpo receptor, cerebros que merecen un nuevo destino, piernas y manos que merecen ser mejor tratados, amputaciones que deben realizarse, sangre que se mezcla y se traspasa para dar comienzo a un nuevo ser. La nueva vida se hace paso a la grandeza. Y yo la he creado.






Así es, hoy en día escribo mis memorias ya a los 48 años, no tengo hijos pero ellos ya lo son, mi familia, mi gran familia que se ira expandiendo, la raza perfecta a comenzado a tomar vida gracias a mi.












Mas muerte, horror y terror, en el blog de Teresa Cameselle.








*La idea del relato me surgió a través de un comentario de mi amigo Jerry en un grupo de  facebook, gracias!!

Comentarios

  1. Tu relato me atrapó Judith, además tienen una caricaturesca conexión con lo que está sucediendo en el mundo. ¡saludos y felicidades!

    ResponderEliminar
  2. Vaya historia, un nuevo Victor Frakenstein, un nuevo Hebert West (Personaje de Lovecraft). Y parecía alguien que iba ser el orgullo de su padre, siguiendo sus pasos en la medicina.
    Notable tu inspiración.

    ResponderEliminar
  3. Lo has relatado muy bien, aunque me da cierto pavor encontrarme en la mutualista con un médico de esos, jaja.
    Una nueva raza ha creado... ¿Tendrá esto consecuencias?
    Besos, Jime

    ResponderEliminar
  4. Frankenstein buscando la perfección a su manera, qué miedo, como dice Jime, cualquiera se opera de nada después de leerte jajajaja
    Muy bueno!
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¿Seguro que su especialidad no era patología? Lo de crear cual dios viene de Golem y de Franky, cachito a cachito se hace el ser perfecto (?)
    A cada cual su neura pero ésta tiene toque siniestro como no esperaba menos dada la convocatoria.
    Divertido en lo lúgubre y en la voluntad tenaz por conseguir un objetivo, aunque lo de crear razas mejoradas, lo dudo.
    Besooooooooo.

    ResponderEliminar
  6. Que doctorcito, menos mal que no le tengo asignado, da un repeluz. La raza perfecta para él esta hecha de cachos. Buen relato, ameno y atrapante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Qué buen relato Judith, tiene un ritmo increíble de suspenso que te va llevando sin darte cuenta a ese final escalofriante.
    Me hizo acordar a Menguele y sus experimentos, pero este lo supera con creces.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  8. A veces, en nombre de la medicina y en esa búsqueda de la superación, se llegan a extremos que aterrorizan. Bueno... es escalofriante la historia, tal vez no sea mala la intención del médico, que prácticamente cedió su vida en pos de lo que él creía... yo por mi parte... no quisiera tratarme con él!
    Muy bien llevado el relato Judith! Excelente para este día de miedo!
    Besos:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  9. No si ya digo yo que...algunos no deberían saber jamás lo que es un bisturí, o un cuchillo, sentirse dios es peligroso, y aunque no todos sean médicos, crecen como las setas ¿ Tendrá que ver algo tu medico ?
    Eres genial en este género !!! Me voy contenta con tu perfecto relato y con los pelos del alma en punta, por el miedo pasado.
    Besos preciosa amiga.

    ResponderEliminar
  10. Reeeeeeeeeeeeediósssssssssss...ahora, AHORA...CÓMO CREES QUE VOY A IR A UN HOSPITAL SI ME ENFERMO???, uffffffffffffffffff, a ver si salgo sin medio lóbulo cerebral y me encuentro al vecino hablando como yo, jajajaja...

    EXCELENTE!!!!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  11. Judith, este relato tan magnífico me ha recordado a los experimentos llevados a cabo en los campos de concentración durante el nazismo y en los que estuvieron involucrados muchos médicos y científicos.Dichas prácticas, sin límites éticos, redundaron en el avance de la ciencia, pero a costa de la enfermedad, la amputación, el sufrimiento y la muerte de muchísimos pacientes. Terrible.
    Enhorabuena, has conseguido el objetivo marcado por Teresa para el Hallobloween. He sentido miedo de pensar que historias parecidas puedan estar ocurriendo en algún lugar del mundo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta si quieres !

Entradas populares de este blog

Este jueves ....¿¿ un relato o entrevista ??

Este jueves ... un relato: Fanfictions, El Demiurgo, Mara Laira, etc.