La Legión Kramerland. (Parte 2)

La Bruja Gótica.

Parte 2: Conociéndonos.





Bueno, ya van teniendo una idea de quién soy yo, nada interesante, es lo que hay.
Como les venía contando, he viajado mucho, he conocido lugares buenos y de los otros, me gusta la tranquilidad, o sea, la soledad, mientras menos personas mejor. Así que entre tanto viaje vine a parar a un sitio bastante peculiar, llamado Zona Excéntrica, estaba algo abandonado así que se me ocurrió darle una renovación. Entre tanta búsqueda de diseñador para que le diera el toque que yo quería, vine a dar gracias a una amiga, (que creo que era Susy, ya no lo recuerdo xD) con una exclusiva casa de creaciones y diseños personalizados, se hace llamar PHOTOSHONKI, su dueño es un ser o criatura muy peculiar y ya sabrán porque se los digo.



H. Kramer es un Nefi semidemonio, artista plástico, profesor, escritor y con un sin fin de talentos más, aparte es muy seductor con esa vocesita de todo lo sé y todo lo arreglo. Un egocéntrico, un insaciable en conquistas femeninas, un maestro en artes persuasivas y con claras muestras de querer dominar el mundo, un anarquista, un ser libre y revolucionario.
Creo que todo eso lo define muy bien, en todo caso un ser único e inimitable, por lo tanto no se atrevan a plagiarlo!

Continuando con mi relato, nos conocimos porque le envié un correo (si, las brujas utilizamos también la tecnología, faltaba más!) pidiéndole ayuda para re-decorar mi casa, entonces el muy amablemente me respondió brindándome su ayuda. Desde ahí comenzamos con un montón de correo viendo los diseños, colores, formas y demás utilidades para hacer de mi nueva morada, un lugar sumamente acogedor y por sobretodo, gótico con toques antiguos.

Y lo logro maravillosamente, mi Zona es todo lo que yo quería que fuera, pero bueno, como todos, tengo mis defectos y es que el convivir con los simples mortales me contagiaron del consumismo, me gusta cambiar así que cada tanto hago destrozos y tengo que volver a pedir ayuda a gritos, lo admito, saco, pongo, cambio, quito, arreglo, renuevo, etc. .
En fin, debo agregar a su favor que tiene una paciencia envidiable, eso pocos lo logran y se lo agradezco.



Después de todo esto, nuestra amistad ha crecido, he conocido sus otras casas y me ha presentado a sus amigos, un clan con personajes muy variados que valen la pena conocer. Pero eso será en otro momento, por ahora ya escribí demasiado, no soy escritora, soy bruja, tengan paciencia!

Ya con conocer al maestro que revoluciono nuestras vidas ya es demasiado, para la próxima habrá más. Esperen entonces.





* Cualquier parecido con la realidad es totalmente intencional (H.K)



Esta historia continuara………..









Comentarios

  1. Me ha encantado!!!!!!!!! *--*
    y cierto, no lo plagien jajajajajajajaajja

    ResponderEliminar
  2. Sos más interesante de lo que crees, por lo menos más interesante que yo. No me cuesta creer que una bruja use tecnología, es también cuestión de demiurgos. No soy el unico en Internet.
    Y te quiero contradecir en algo, escribis como escritora, tenes talento para eso.

    ResponderEliminar
  3. Lo dije antes y lo repito: la próxima vez que digas que no sos escritora, te pego un correctivo!

    ResponderEliminar
  4. Nuestro Kramer es un personaje único y especial al que merece la pena acercarse, sobre todo si una quiere desarrollar su estilo como tú. ¿Estas escribiendo en el blog? Pues, a tu manera, si amas escribir, ya eres escritora.

    ResponderEliminar
  5. EStá muy bien y cierto, escritora ya eres, los éxitos vienen cuando menos te lo esperas.
    Feliz finde

    ResponderEliminar
  6. Oye, Judith, me suena ese tal Kramer, jeje Saludos

    ResponderEliminar
  7. ¿Qué no eres escritora?, ponle el nombre que quieras pero lo que has hecho en estos dos últimos capítulos es escribir una novela corta, así es que ¡¡¡¡POR LA LARGA!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta si quieres !

Entradas populares de este blog

Este jueves ....¿¿ un relato o entrevista ??

Este jueves ... un relato: Fanfictions, El Demiurgo, Mara Laira, etc.