Retando a la Musa # 4.

El reto ........

Esta vez consta de tomar un objeto que sea sencillo, común y corriente como ente caso, una caja .
Lo que debemos hacer es poner en marcha nuestra imaginación y ver como seria nuestra caja, la describimos ya sea en su tamaño, color, forma o como sea.
Luego le agregamos una cualidad mágica que es en donde se centrara nuestra futura historia.







El Disfraz.


Una fecha importante se acerca, aunque solo yo lo veo a si.

A nadie en casa le interesa, solo a mi tía Eustaquia y a mi, pero ella vive muy lejos.
Le gustan los lugares fríos, donde el sol no llegue tanto y en donde haya poca gente.
Es un tanto extraña pero me quiere mucho, siempre una vez por mes me envía algún obsequio algo extravagante pero que me sacan muchas sonrisas.
Lo cierto es que que llegado el 31 de octubre nadie se preocupo por compradme mi disfraz, tampoco de decorar la casa y mucho menos el comprar caramelos para ofrecer. Mi soledad es absoluta.
A veces pienso que nací en la familia equivocada y que mi madre tenia que a ver sido mi tía,  ella nunca pudo concebir pero nunca se sintió mal con eso ya que siempre e sido su consentida.
Lo bueno fue que llegando a las ocho de la noche llega un correo, algo extraño por la hora pero el chico dijo que en ciertas fechas suelen hacer horas extras, ni modo, a mi me beneficio al cien por ciento.
Era un paquete grande, al abrirlo se descubrió una caja muy hermosa. No dude de quien la enviaba, por supuesto mi tía.
Era perfecta, como sacada de otra época  estaba toda capitoneada con una tela violeta, con encajes negros, perfectamente cuadrada y hasta perfumada, se podría decir que con toques de jazmín  mi flor favorita. Dentro había una tela muy finita que tapaba el contenido, la saque y salio a la vista un sombrero de esos con punta, lo cual inmediatamente se estiro y salto de la caja. Me gusta esa sensación de magia, mi tía es de esas mujeres que saben hechizos con todo tipo de hiervas que nunca fallan.
Luego descubrí un vestido, este también salto de la caja apenas lo roce, era muy hermoso, negro con puntillas rojas, botones en su corsé y mangas en pico. También encontré un par de botas altas negras y con cordones. Todo era de ensueño, pero otra cosa se movía dentro de la caja, fui a observar y una escoba salio volando, era grande y oscura pero otra cosa llamo mi atención  un pequeño gatito negro salio junto con una calabaza, era de locos toda esa situación  Por supuesto que la disfrutaba a mas no poder y por ultimo un sobre salto de ella. Era una carta de mi ti Eustaquia diciéndome algo muy peculiar.

Querida mía :


Te escribo estas lineas para desearte una muy Feliz Noche de Brujas y que espero que te diviertas tanto como yo lo hacia en mi juventud.

Tenia exactamente tu misma edad cuando mi madre me regalo este disfraz en esa misma caja, cuídalos mucho porque ellos te darán todo el conocimiento que yo he aprendido hasta ahora.
Pronto tendrás mas sorpresas dentro de esa caja, cuídala como un tesoro y solo vuelve a abrirla en cada  noche de Halloween pues su poder se hace cada vez mayor.

Con mucho amor, tu tía Eustaquia.


Nada con mucho sentido pero a si era mi tía aunque al final siempre tenia la razón  por lo tanto me puse el disfraz, guarde muy bien la caja en mi placard, tome la escoba y al gatito y salí a disfrutar.

Muchos caramelos conseguí y algunos sustos pude dar pero mi escoba me reclamo, tranquilos que aun no se volar, muchas clases tengo que tomar para ser una gran bruja  a si que por lo pronto la caja me a dado un gran libro antes de guardar mi disfraz. Cada mañana estudio con mucho esmero y dentro de un año volveré a abrir la caja para que me tome la primer lección.




Comentarios

  1. Wow Creo que si lo pules, esto podria ser el primer capitulo de una novela n.n

    Saludos desde mi galaxia <3

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta si quieres !

Entradas populares de este blog

Este jueves ....¿¿ un relato o entrevista ??

Este jueves ... un relato: Fanfictions, El Demiurgo, Mara Laira, etc.