Comienza una Historia (8) parte 2.

Segunda parte para este nuevo Comienza una Historia #8.

En la primera parte se han dejado frases a la imaginación de los participantes y ahora debemos agregarlas a todas en nuestro relato, no importa el orden, solo tienen que estar todas las frases.
Para identificarlas estarán cada una de un color diferente.
Y esto es lo que se me a ocurrido ..............

Una relación complicada.

Nunca hemos sido una pareja normal, lo nuestro siempre a sido físico, sexual en todo sentido.
Pero nos amamos, aunque nos distanciemos una y mil veces, nuestra necesidad de estar juntos es mucho mayor. Nuestro deseo es mas fuerte.
Ahora estamos peleados, unas dos semanas para ser exacto que no tenemos contacto.
Lo extraño.
Me gusta ir a nuestro bar favorito a cenar después del trabajo, me siento cómoda en el y mas cerca de el también.
Recuerdo una anécdota muy peculiar y divertida a los pocos meses que salíamos  me llevo a almorzar al bar y no tenia dinero entonces al finalizar nuestra comida dijo :
-Señorita, no me traiga la cuenta porque no tengo dinero para pagarla; en todo caso, si lo desea, puede usted avisar a la policía.-
Y me tomo de la mano y salimos al vuelo, no lo podía creer, tenia esas locuras cada tanto que me volvían loca pero de pasión.
Una sensación extraña acabo de sentir, algo no andaba bien, mis sentidos siempre están alertas poniéndome a la defensiva y volví a sentir la fuerte tensión en mi espalda. Alguien me vigilaba.
ahí estaba el, viéndome desde la esquina. Me saluda y no se que hacer.
Salgo a su encuentro y comienzo a pensar en muchas cosas cuando le veo, mi mente me dice muchas cosas y habla y se responde sola y tenia razón ya que contener la pasión que la embargaba no era difícil, pero sabía que en cuanto se quedaran a solas se abalanzaría sobre él.
Hablamos un poco y me invita a un hotel para que estemos solos y mas relajados, me dice que tiene un propuesta que hacerme, que puede llegar a ser muy positiva para nuestra relación.
Yo lo escucho fascinada y me dejo llevar.
Me sentía como una adolescente cuando el me hablaba, soñaba con alas de papel, con aquello que le permitiera volar hacia el cielo y poder sentir el viento de la libertad en su rostro.
Hicimos el amor apasionada mente, como siempre, quedando exhaustos  empapados de sudor, toda la habitación olía a sexo desenfrenado.

Sentía su corazón golpearle con fuerza contra el pecho, a duras penas podía contener el sollozo que le estrangulaba la garganta. Algunas veces sólo podía pensar en la manera de borrar sus besos, y es que sollozar después de estar entre sus brazos, se había vuelto algo habitual.
Entonces hablo y lo que me dijo no lo podía creer.
Una mujer alta y muy hermosa entro a la habitación  era de una piel muy blanca, cabello oscuro, labios carnosos y muchas curvas, era muy voluptuosa y atractiva.

Entonces me dijo que si aceptaba que empezara, que ella haria todo lo que yo le pidiera, mientras el sentado en un sillon veria todo con lujo de detalles.
Estaba en otro mundo algunas veces oigo voces en mi cabeza, sonidos que provienen de ningún lado; sombras de un corazón oscurecido, trasformado ahora en piedra.
Y acepto, su cuerpo caliente envuelve el mío que, frágil y helado, acepta su calidez y se envuelve en ella.
Algo en mi cambio, hice muchas cosas que nunca pensé llegar a hacer y fue increíble  duro toda la noche y caímos rendidas en la cama.

Es extraño ―pensó, mientras se miraban ambas semidesnudas en la penumbra de la habitación de aquél hotelucho―, hubiera jurado hasta hoy que yo era ciento por ciento heterosexual...

Sabes complacer todos mis deseos ―dijo Adriana, mientras se subía lentamente las bragas.
Pero entonces otra sensación nueva nació en mi y ahora si me sentía mas libre, con mas paz.
Me vestí y busque la cocina, trate de que nadie me viera, por suerte aun no había amanecido, entonces los encontré.
Me vi pero no era yo, era alguien que había renacido, ella tenia el cuchillo en la mano, y al mirarse al espejo contempló una imagen que le agradaba, nunca pensó que podía llegar a sentirse así.
Volví a la habitación, Adriana estaba terminando de arreglarse para irse mientras David le pagaba, una escena de lo mas sensual pensé, entonces el me vio.
Si iba a ponerse sentimental, mejor sería que se apartase de los cuchillos...
ahí mi nuevo yo comenzó a liberarse  los mate a los dos, los mutile cortando parte por parte, despedazando todo su contenido.
Y me gustaba.
Los gritos asustaron a los huéspedes por lo que la policía no tardo en llegar, pero antes me apresure a llevar todos los pedazos de carne al jardín para luego enterrarlos, la ventana cerrada, la puerta de cristales rotas y los libros perdidos en el fango del jardín no eran evidencia suficiente eso pensaba yo pero era difícil  ya que la policía revolvería todo y vería la sangre pero ya lo había echo.
Ya me había liberado de esa pasión.
Por fin ya era libre.






Bueno tal vez no tenga mucho sentido en algunas partes y la historia sea algo predecible pero fue lo que se me ocurrió,  bastante difícil para mi a decir verdad que estoy comenzando a aprender con estos retos.
Ojala les guste y comenten.
Toda critica con respeto es bienvenida.

Muchas gracias a Maga por la actividad.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Este jueves ....¿¿ un relato o entrevista ??

Este jueves ... un relato: Fanfictions, El Demiurgo, Mara Laira, etc.